domingo, 23 de octubre de 2016

La palabra Alumno, mi "Pet Peeve".


Una de mis palabras favoritas en inglés es "Pet Peeve". Me encanta usarla en inglés porque me parece que pierde su magia al traducirla al español "Pet Peeve = Cosas que me molestan". Pero más que molestar, es la ventana que tengo abierta para quejarme y que con esfuerzo consciente debo cerrar.
 ( inspirando amor y exhalando paz) .

Aghhhhhhh!!!!!

Aún con el conocimiento de que la Real Academia de la lengua Española (RAE) define al alumno como la persona que recibe una enseñanza, la palabra me entraba en el cerebro como el rechinado de las uñas contra un tablero de tiza. Ahora, hágase énfasis en la conjugación del verbo "entrar en el cerebro"...

Muchos de nosotros hemos escuchado que la palabra "Alumno" viene de "a" = Sin y "Lumus" = Luz. Pero la misma RAE nos aclara que viene del Latín alêre = alimentar. Alumnus significa crío, pupilo. Aún así, con estas definiciones etimológicas, existen muchas discusiones al respecto, y si las tenemos presentes ¿Por qué insistimos en usarlas?

Si "alimentamos con conocimiento" o "damos luz a los que no la tienen", me encanta escuchar en la boca de los docentes y directivos docentes la palabra "educando". Me convence pensar que una persona que no usa la palabra "alumno" está consciente de que la educación es más que un adiestramiento. Mi fascinación (o "little loves"como le dicen al opuesto de "pet peeve" ) por la palabra "educando" me transporta al pensamiento de imaginar a un ser humano que es posible ser educado toda la vida sin necesidad de asistir a una escuela.

Cuando escucho la palabra estudiante, me arroja un discurso con un significado más convencido de que la persona reconoce al alumno o educando en su papel de "usuario" de un servicio. Los padres son los que pagan y por eso son los clientes, y sus hijos por consiguiente los usuarios que tienen deberes y derechos. Su deber es "estudiar"...

Pero en fin, en este mundo tan maravilloso mi "pet peeve" es rodeado de mucho amor y tolerancia. A la final, yo soy la dueña de él.